martes, 13 de mayo de 2008

Diario de un damnificado Cap. 15

Que gusto da cuando vas a alguna actuación y todo sale bien. Especialmente aquellas en las que lo único que tienes que preocuparte es grabar algo o simplemente cuidar de una maleta. Durante mis años de damnificado he vivido miles de situaciones casi increibles, miles de meteduras de pata, montones de anecdotas que aún a día de hoy trato de ordenar y plasmar en este blog. Entre todas ellas las mas repetitivas son siempre las mismas... ¡Esa música!

Y es que en un 80% de mis asistencias a cualquier espectáculo el tipo de la música ha metido la pata de sobremanera al menos en una ocasión. O pone las canciones antes de que entren las bailarinas, o pone la canción después de 1 minuto de tensa espera, a veces pone la que no corresponde y la nena se queda paradita con cara de "trágame tierra"... Las pone demasiado altas o demasiado bajas de volúmen... A veces las corta antes de terminar o el equipo de música decide dar un breve salto de unos segundos... Situación muy cómica por cierto.

Se de buena tinta que hay auténticos profesionales de esto y en muchas ocasiones son damnificados los que hacen un trabajo magnífico, pero hay cada chapuza por ahi que ni te cuento. Da igual que les pases la música en un cd perfectamente marcado, numerado y una preciosa lista con las canciones, la duración... es igual... Siempre hará algo raro.
He visto a más de una chica llevarle al tipo de la música un Cd al que solo tenía que darle al Play, con las pausas hechas y con música de fondo entre una canción y otra y aún así ha metido la pata.

¿Y a qué viene esto? Pués a que este fin de semana he visto a una preciosa bailarina toda bien puestecita en su escenario que entre canción y canción tenía que gritarle al de la música cual caminonero resacoso.. ¡Pon la cuatro!... ¡Esa no!... ¡La siguiente!... Y es que así se pierde gran parte del encanto.

Algún día hablaré también de las luces... de las que como buen damnificado me he convertido en todo un experto y que en mi humilde opinión puden suponer un tremendo empujón o un gran batacazo para cualquier actuación.

6 comentarios:

Ayana dijo...

jajajajajajajaja...yo echo miradas asesinas cuando eso ocurre...y si le toca a mi novio u novio de otra también me entran ganas de matarlo

Asmahan Medinet dijo...

ADDO me quitas un peso de encima... Pensé que sólo eramos nosotros,je! Aynss...las luces...las lucess!!! no me hables de ellas que me traen por la calle de la amargura :-S

zulaika dijo...

en mi ultima actuación estuvimos 1 minuto como estatuas esperando a que sonara la cancion... que mal lo pasamos! ya pensaba que nos echaban moneditas para que nosmovieramos, como el chikilicuatre.

Ashtart dijo...

Pues yo actué el sábado, y oye! como se nota una buena organización, con un tipo "entendido" en el sonido... un alivio bailar así de bien, está claro. Ahora, de las luces ni me hables, q tenía yo un foco verde encima que seguro me daba un aspecto la mar de siniestro... menos mal q no hay fotos que lo acrediten, pq estaba muy controlao el tema de las cámaras... fiu

MooNc dijo...

jajaja, vaya que me ha pasado con los dos grupos que bailo, y es que es verdad!!!! les dices solo le da play y ya lo deja correr, PERO NO SIEMPRE LE METEN EL DEDO que es tan dificil eso???

Kari dijo...

Una vez (de las poquitas que he bailado) nos pusieron unas luces que hasta nos marearon. De por si despues de los giros no se ni en donde estoy!!