lunes, 15 de febrero de 2010

¿Y tu de quien eres?

Escuchado en algún lugar...

Con que orgullo y fiereza defendemos y proclamamos quienes han sido o son nuestras maestras y con que facilidad muchas nos volvemos autodidactas cuando la fama se nos sube a la chepa. Para muchas es muy difícil digerir que ha aprendido de alguien que generalmente siempre estará por encima de ellas.

2 comentarios:

Oscar dijo...

Qué gran verdad.

Pero eso es como con las artes marciales. Antes era: "he sido alumno del gran Hau-king-lao, y de Tokota Hirosho", luego ya se pasó a: "mi maestro era coreano, o japonés", hasta que al final se quedó en: "Soy cinturón negro 4º Dan, y aquí está el carnet de la federación para demostrarlo".

¿Pasará lo mismo en la danza oriental? ¿o habrán decidido que con nombres rimbombantes en el currículum al final ganan todas? XD

Ģaby dijo...

Hola! di en tu blog por casualidad buscando falda para bellydance, y vaya que te has tratornado! Te entiendo pro lo que vas pasando lo veo en el marido de mi profesora, que hasta terminó aprendiendo a tocar derbake, espero no llegues a esos extremos (lo del hijo, PWNED!! xDDD). M;e hiciste reflexionar en el aerea económica, pues aunque yo soy bailarina de bellydance la mera verdad el capital no me da para tanto (y esas cosas aparte de caras y defectusas luego son muy inútiles si lo dejas) y no quiero tener mi closet de una sola cosa xDDD Creo que optaré por hacer la falda yo misma. Algunas tambien terminamos siendo DDO pero auqnue sea algio que nos apasioen hay que ser realistas, sobre todo si solo lo haces por hobby otra cosa si fuera tu profesion.

En fin, te deseo suerte! saludos desde México!