martes, 30 de octubre de 2007

Espejos... tu peor enemigo.

Ocurra lo que ocurra, trata siempre de evitar cualquier conversación que lleve como fin una petición de colocar "algun espejito" en una habitación. Inventate cualquier rollo, cambia de tema, ignorala vilmente... Pero no se te ocurra poner espejos, son un instrumento del mal y además hemos constatado en la asociación que estos elementos diabólicos tienden a atraer a otras enganchadas.

Reuniones de baile, toman te (algo que nunca habian hecho), aprenden costura (menos todavia), intercambian conocimientos, traman planes macabros sobre viajes, intensivos y actuaciones.

Si no quieres que tu casa se convierta en otro templo mas del mal debes evitar a toda costa que coloquen espejos. Ya es inevitable que vayan a casas que han sido infectadas pero por favor... ¡¡Que no infecten la tuya!!

2 comentarios:

Joika dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Patata dijo...

"Damni", eres un crack.
Seguro que no ibas pa escritor o comentarista?
Insisito con lo del bastón, tienes profe en tu ciudad y una cosa no quita la otra, que el artista es único pero multiple :DDDD