miércoles, 5 de diciembre de 2007

Diario de un damnificado Cap.6

Un día de turismo

Creo recordar que era un sábado, ese fue el día elegido para pasar un bonito día de turismo en una preciosa ciudad. Que conste que no iba engañado, sabía perfectamente que el motivo del día de turismo era algo de un cursito de danza oriental (pobre iluso), por aquellos momentos yo no era más que un pobre novatillo, un pringaillo mas.

Durante el largo trayecto en coche y bajo un fantástico sol primaveral se me fueron revelando la totalidad de los datos que en su momento probablemente se me habían ocultado por error. Resulta que el "cursito" consistía en algo llamado intensivo... (Uf solo el nombre ya me sonó chungo) y que el tiempo que se supone íbamos a dedicar al turismo realmente lo iba a dedicar yo solo... (como digo muchas veces... tócate los huevos. :/). Intensivo. Una palabra que nunca había oído, y que ahora es parte de mi vocabulario diario.

El magnífico intensivo era impartido por una bailarina crack, una de esas que vive de verdad de esto, y se repartía estratégicamente a lo largo del día ocupando perfectamente el 98% del tiempo que íbamos a permanecer fuera de nuestra localidad. Así que ahí estaba yo, solo y perdido en medio de una ciudad extraña, deambulando por las calles y maldiciendo el día en el que se me ocurrió ir a pasar un día fuera de mi localidad sin tener real conocimiento del significado de la palabra "intensivo".

Coche, desayuno, paseo, tiendas, parque, tapitas, paseo, café, coche, cine, paseo, Coche, cervecita, recogida y regreso a casa.

Desde entonces aprendí a acompañar a mi pareja siempre con algún plan alternativo, bien quedando con algún conocido en la ciudad destino o bien llevándome a algún colega en el coche. La evolución del damnificado (Nivel 2) consiste en unirse a otros damnificados en este tipo de eventos.

9 comentarios:

dakinigemma dijo...

jajajajajajaa, pero que gracioso que es este blog!!!! la verdad es que reflejáis perfectamente como se sienten nuestras parejas....jajajajajaja, todavia no he terminado de verlo entero, pero está muy gracioso...quizás le diga a mi marido que se anime y se una a vuestro club!!! Felicidades por tomaros la vida con una sonrisa. Un abrazo.

la kabi dakini Olga dijo...

Juajuajua Como me he reido con tu blog, y cuanta razon tienes ¡¡
No, no soy una damnificada, soy la causa de un damnificado mas ¡¡

En fin, cuanto mas leo, mas veo a mi pobre parejilla sufriendo en sus carnes igual que tu...
Afortunadamente, nosotras (que somos ya unas cuantas) hemos conseguido que nuestras parejas y mariditos
salgan tambien a sus rollos cuando nosotras bailamos.... Y anda que no se lo pasan en grande ¡¡

Lo de la escoba con iman me parece genial ¡¡ buena idea si señor jajajajaja ¡¡¡ eso si, con buen humor que veo que es como lo llevas.

Has pensado alguna vez apuntarte a un curso de Darbuka jajajajaja, seguro que al final te enganchas y todo ..
Resignacion, hijo mio, resignacion, Peor vicio seria que fuera con hombres o le diera al alcohol... jijiji.

Un besazo machote que bien te lo mereces como todas las parejas de las danzaadictas¡¡


Dakini Olga

alergiaoriental dijo...

Dakini... si, mi pareja me quiere meter con la darbuka. ¡Pero yo aun resisto!

marta dijo...

Bufff, pues no sabes lo que engancha la darbuka.
Mi chico probó con ella y ahora anda por ahí también con sus propios cursos, poniendo sonidos en casa que SÍ son repetitivos: dum tak es tak dum tak, dum tak es tak dum tak (así durante 30 minutos, pa'pillar el ritmo) y está encantao, sobre todo cuando acude a sus propios saraos y juergas de percusionistas.
No me atrevo yo a decir que es como una peña futbolera, pero...

Anónimo dijo...

Venga hombre....¿y no le dices a tu chica que te haga la danza del vientre a ti solo? que tu chica esté aprendiendo danza oriental también tendrá ventajas no? anda que no te tendrán envidia tus colegas cuando sepan que tu novia te hace la danza del vientre...

alergiaoriental dijo...

Querido anonimo. La danza del vientre no se hace, se baila. En cualquier caso tampoco creo que deba enorgullecerme de producir envidia en mis amigos.

Asmahan Medinet dijo...

Me encanta el Blog. Sobretodo ésta entrada y si no, que se lo digan a mi marido,je!. Ahora yo también quiero hacer turismo, (me niego a conocer "sólo" la sala de baile) así que me planifico. Clases y Turismo por igual.
La verdad que os merecéis una estatua por vuestra paciencia. En algunos momentos se puede contar con amigos en destino, pero que quieran ir al viaje...no hay muchos. Al menos, los novios-maridos de mis amigas bailarinas(que para mi, han aprendido la lección :-P).
Estoy de acuerdo con todos los síntomas de "orientalitis", pero te falta uno: cuando queremos aprender el árabe...bien para chapurrear algo en esos viajes al extranjero o para entender un poco las canciones que bailamos.¿Qué me dices de eso?.

Besitos con ritmo! :-)

alergiaoriental dijo...

lo apunto asmahan Medinet... es cierto lo del idioma.

Ashtart dijo...

El novio de una amiga mía si q se merece un monumento, siempre viene el pobre a todo a exar un cable(poner la música, hacernos fotos, cargarnos los trolleis llenos de ropa y complementos),nosotras de broma decimos qe es el manager de nuestro grupo jijijiij.E incluso nos llevo a 3 frikis en un coche 200km a un taller q llevábamos esperando meses...imaginad la tabarra interminable de ida y de vuelta
Un saludazo para él, q lo mismo lo lee y se une al club :P